Páginas vistas en total

domingo, 25 de noviembre de 2012

Relato


EL ÚLTIMO AVISO
Éste había sido un día cualquiera dentro de una semana aburrida en un mes tranquilo de un año nada especial. Me encontraba tumbado en la cama, mirando el techo de mi habitación y pensando en cómo había llegado a esta vida tan tediosa.

Recuerdo poco de mi infancia, pero creo que no fue una infancia fácil. No era una persona muy extrovertida y a menudo mis compañeros me solían tachar de raro. Al menos no se metían conmigo, simplemente no solían hablar conmigo. Lo único que me mantenía con ganas de seguir adelante era pensar que en la universidad todo iba a cambiar, que sería un nuevo comienzo, que asumiría una nueva identidad. Fue una época mejor, pero tampoco fue lo que esperaba. Al graduarme en la universidad, pensaba que un nuevo mundo lleno de posibilidades aparecía ante mis ojos, pero no tardé en darme cuenta de que ese mundo que tantas promesas me había hecho no era más que una quimera. El mundo que me esperaba era un oscuro agujero del que uno no puede salir. Acabé trabajando en una apestosa oficina, donde sigo trabajando ahora, a los treinta y cinco años de edad. Todos los días hacía la misma rutina, de casa a la oficina y de la oficina a casa. Ya no tengo afición por nada, y he perdido las ganas de vivir. Nada me interesa.

De repente, alguien tocó a mi puerta. Me levanté, me puse las pantuflas y me dirigí hacia ella.

Abrí la puerta, y lo que vi al otro lado me dejó sin respiración, ¡era yo! ¡Una copia exacta de mi cuerpo cuando era niño. No podía moverme, estaba completamente paralizado por el miedo.

- ¿Qué clase de brujería es esa? – pensé desconcertado, entonces, me quedé paralizado. Una extraña fuerza se 
había apoderado de mi cuerpo, no era como unas cadenas, que te oprimen y hacen daño, esa fuerza era más 
bien como una manta enrollada alrededor de mi cuerpo, impedía que me moviera, pero no me hacía daño

-       Hola Juan, ¿puedo pasar? -Me preguntó.    
       
Yo, en ese momento, era incapaz de articular palabra alguna. Al quedarme en silencio, el extraño visitante entró y se sentó en el sofá, mirándome con ojos curiosos. Acto seguido, me hizo una seña para que me sentara en una silla. Yo me sentí hipnotizado y, como si fuera una marioneta, me senté.

-     -  ¿sabes quién soy? – me preguntó.

Yo, que empezaba a recuperar la voz y a tranquilizarme, le dije que no.
-       Permite que me presente, yo soy la muerte, y he venido a por ti porque ha llegado tu hora.
Un torbellino de pensamientos surgió en mi cabeza, no podía creerlo, creía que era injusto, y no había forma de que cambiase de opinión al respecto.

-    -   ¿Qué he hecho yo para merecer morir? Le pregunté, furioso.

-     -  No has hecho nada, simplemente ha llegado tu hora – me contestó, impasible, su frío aliento hacía que cada fibra de mi cuerpo se estremeciera.


-   -    ¡Pero eso no es justo! – le contesté, temblando de miedo. Mis piernas ya no me sostenían, y sentía que me iba a desvanecer en cualquier momento.

-   -    ¡No quiero morir ahora!, ¡Quiero vivir! – exclamé.

Una procesión de lágrimas desfilaba por mis mejillas, me sentía impotente, como un muñeco de trapo. Quería salir de allí, huir a alguna parte pero, ¿a dónde ir? no se puede escapar de la muerte, eso es de sentido común


-     -  La vida es una hermosa mentira, yo soy una dolorosa verdad.

 Después de oírle decir eso, se me cayó el alma al suelo, no podía creer que hubiera llegado mi hora, tan pronto, con tantas cosas que vivir… pero, realmente, ¿qué iba a vivir en el futuro? Estaba estancado en un trabajo que odiaba, rodeado de gente a la que no aguantaba. ¿Que había hecho para cambiar el rumbo de mi vida a mejor? Nada, simple y llanamente nada. Quería llorar, pero sabía que no serviría para nada. Ahí estaba quieto, sin poder hacer nada al respecto. La muerte se acercó lentamente, señalándome con el índice para darme el toque mortal, lo último que sentiría mi cuerpo antes de morir. Y luego qué? Había cielo o infierno, o simplemente moríamos sin más? Demasiadas preguntas y ninguna respuesta. Le eché una última mirada a la muerte, una mirada que no fue de miedo, ni de terror, sino de alivio. Entonces, me tocó por última vez.

Me levanté rápidamente de la cama, tenía el pulso por las nubes y estaba nadando en mi propio sudor. Miré el reloj que había en mi mesita de noche y vi que eran las cinco de la mañana. Pensé que había tenido una pesadilla, pero todo parecía tan real…

Después de pensar durante un par de horas lo que había pasado, decidí dar un vuelco a mi vida, desde ese momento, veo el mundo de otra manera, cada segundo es valioso y debe ser aprovechado al máximo porque nunca sabes cuando la muerte te hará una visita. Recuerda, la próxima vez podrías no despertar.

martes, 20 de noviembre de 2012

Preguntas Quijotesincopado


Qué te pareció abordar el quijote de esta manera?
Abordar un personaje tán famoso e influente en la literatura española como es Don Quijote de esta manera me pareció que era una forma muy innovadora de aprender literatura.

Qué resultó complicado de confeccionar en los guiones y las memorias?
Creo que la parte más difícil de los guiones fue hacer el guión en sí, ya que lleva mucho tiempo el seguir todos los pasos.

Personalmente, tuviste problemas en los aspectos técnicos o informáticos?
No tuve ningún problema con la edición del vídeo porque ya sabía como utilizar los programas pertinentes.

Cómo valoras este tipo de actividades?
A mí me gusta mucho más hacer las actividades de esta forma, ya que me permite mejorar en el uso de herramientas informáticas, al mismo tiempo que aprendo literatura.

Crees que supone un aprendizaje más completo respecto a otros más tradicionales? Porqué?
Sí porque el aprendizaje que se basaba en leer y estudiar un video

Explica en un par de líneas tu valoración personal del proyecto.

Este ha sido un proyecto totalmente diferente a cuantos he tenido que hacer, debido al contínuo uso de audiovisuales. El tener que aprenderlo por nuestra cuenta nos obliga a investigar, usando las ya no tan nuevas tecnologías.

martes, 13 de noviembre de 2012

Introducción a mi vida

Dear Reader: My name is Oscar Alberto, I was born on 18 June 1996 and I live in Palma de Mallorca, the capital of the autonomous community of the Balearic Islands. The Balearic Islands is an archipelago located in the eastern part of the Mediterranean Sea (in the middle of the earth) so called because it is approximately in the middle of the world known to the Greeks and Romans. I live with my parents and my sister in a house near the sea. my sister is currently studying in England , which I consider a great opportunity (although I think she is having too much fun to be studying). I am studying in eleventh grade in the bilingual school of Agora Portals International Baccalaureate School, so we can infer the age difference between my sister and me, but that's beside the story. I consider myself a dedicated athlete and a good student and I hope someday to study and live in the United States. Since I have not bothered to introduce you to my life, I'd like you to do the same. What is your story? Sincerely Oscar Alberto

comentario San Juan de la Cruz


NOCHE OSCURA DEL ALMA

En una noche oscura,
con ansias en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!
salí sin ser notada,
5- estando ya mi casa sosegada.

A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡oh dichosa ventura!
a oscuras y en celada, 
10- estando ya mi casa sosegada. 

En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz ni guía
15- sino la que en el corazón ardía.

Aquésta me guiaba
más cierta que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
20- en parte donde nadie parecía.

¡Oh noche que me guiaste!,
¡oh noche amable más que el alborada!,
¡oh noche que juntaste
amado con amada,
25- amada en el amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
30- y el ventalle de cedros aire daba.

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
35- y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el amado,
cesó todo, y dejéme,
dejando mi cuidado
40- entre las azucenas olvidado.



 San Juan de la Cruz,  vivió durante el Renacimiento español. Conocido poeta místico, Admiraba la poesía de Fray Luis de León y de Garcilaso de la Vega. Formó parte, junto a Santa Teresa de Jesús, de la Orden de Carmelitas Descalzos después de abandonar la orden de los Carmelitas Calzados. Se dice que esto provocó las confrontaciones entre las dos órdenes.

El tema del poema es el amor divino. El cual se puede vislumbrar en todas las partes del poema y se da entre el alma de la persona (amada) y Dios (amado).

Este autor utiliza una métrica concebida por Garcilaso de la Vega el cual le influenció mucho. El poema está formado por ocho liras  organizadas en estrofas de cinco versos en las que todos los versos son  heptasílabos excepto el  segundo y el quinto, que son endecasílabos. La rima del poema es 7a 11B 7a 7b 11B. Los únicos versos de arte mayor en el poema son, como he inferido antes, el segundo y el quinto, ya que son endecasílabos.


En este poema he podido encontrar varios recursos literarios de forma como por ejemplo en el verso 36  (“Quédeme y olvídeme”), donde se repite la "e". otro recurso literario de forma que he podido encontrar ha sido el encabalgamiento, como en el verso 16. Uno de los recursos más utilizados en este poema es el epíteto, que utiliza el autor para dar más importancia al adjetivo.
  
San Juan de la Cruz divide el poema en tres partes. La primera va desde el primer verso hasta el décimo. el  huye de su casa sosegada en medio de la noche para encontrare con su Amado,  que bien podría ser Dios.
La segunda parte ocupa las siguientes tres estrofas, en las cuales el alma es guiada por el corazón hacia Dios. Además, el alma agradece a la noche el haberla llevado por el camino correcto. La tercera parte está formada por las últimas tres estrofas. Aquí el alma se une con Dios.

Además de los recursos literarios de forma antes mencionados, he podido encontrar algunos de significado, como por ejemplo la personificación en el verso 11(‘’noche dichosa’’). aquí el autor le está atribuyendo un sentimiento humano a la noche.

En el poema podemos ver este tema viendo como el alma busca la unión íntima con Dios. Éste fue escrito durante una época confusa y llena de cambios. Lutero amenazaba a la iglesia con su reforma y se convocó el Concilio de Trento, donde reconocieron que habían perdido creyentes y, dispuestos a recuperarlos, se acercó la Iglesia a la gente tanto en la forma de dar las misas como por medio de la literatura, como en el caso que nos ocupa.
Aunque sea un caso e amor divino, por cómo está escrito el poema podríamos pensar que en realidad el tema es el amor carnal. No parece un poema que tenga como tema el amor divino porque San Juan de la Cruz usaba convenciones literarias para llegar más a la gente.

martes, 6 de noviembre de 2012

reflexión 1

con estas interesantes presentaciones he aprendido que San Juan de la Cruz, a pesar de escribir sobre amor divino, utiliza muchas convenciones literarias que pueden llevar a una interpretación errónea de su obra. además, al ser un gran admirador del estilo renacentista de Garcilaso de la Vega. adopta un poco su estilo de escritura.

lunes, 5 de noviembre de 2012

¿cómo sería mi vida si existieran los robots?

Un robot es un sistema electromecánico que, por su apariencia o sus movimientos, ofrece la sensación de tener un propósito propio. Yo creo que la vida con robots sería igual a la vida ahora por una simple razón, porque los robots existen. No con apariencia humanoide, ni con inteligencia artificial, pero robots al fin y al cabo. si no existieran los robots, como llamaríamos a esa máquina automática, de forma circular y de la altura de un zapato que limpia suelos. aunque no tenga una forma humanoide, sigue siendo un robot.

para que haya un cambio significativo en la vida de las personas debido a los robots, se deberían hacer robots lo suficientemente complejos como para competir con el ser humano. hasta ese momento, viviremos cegados por sus promesas de ahorro de tiempo y de energía.